17 noviembre 2015

Tengo un plan.

Tengo un plan.
He estado estudiando mucho estos días, subrayando los párrafos más importantes, repasando todos los apuntes y los errores en los exámenes anteriores y ya he llegado a identificar qué es lo que fallaba.

No tengo que conformarme nunca más. Esa debe ser la clave del éxito. Ser exigente con todo, con todos e incluso (incluso no, sobre todo) conmigo misma.
Si algo no me gusta, fuera.
Si alguien no me gusta, fuera.
Si algo no suma en mi vida o si lo único que suma son malos ratos... fuera.
Si no encaja con lo que quiero, fuera. Y mucho más si encaja con lo que no quiero.
Si algo parece bueno pero de pronto empieza a cambiar para mal, fuera.
Si alguien me hace esperar o perder el tiempo, fuera.
Si algo no funciona y no sé arreglarlo, fuera.
Si yo no soy como tengo que llegar a ser, empezaré a currar para conseguirlo. Implique lo que implique.

Tengo un plan: esperar más de la vida y sobre todo de mí misma sin importarme la nota final. Igual vuelvo a suspender pero, total... peor que la media que llevo hasta ahora no puede ser.

Nada de besos a medias.
Nada de lágrimas inútiles.
Nada de echarme la culpa de todo.



Tengo un plan: quien me quiera que me busque.  Siempre he seguido esa premisa de "arremángate y sal a buscar lo que quieres" y me ha servido para una mierda. A partir de ahora voy a dejar de querer tanto y a empezar a dejarme querer un poco. Que me llamen, que se lo curren, que me demuestren, que me besen primero. La vida es corta y en la mía quiero que me den muchos primeros besos. 

Sin prisas; sé que es un proceso de transformación personal, que todo depende de mí y de nadie más y que me llevará un tiempo. 
Por eso y hasta que suceda -si es que sucede- estaré por aquí bailando. Que tampoco está mal y es mi plan B.







7 comentarios:

  1. Menos Mary Poppins y más Rambo. Me gusta

    ResponderEliminar
  2. I like it,rizer.:) Besos coruñeses,leti

    ResponderEliminar
  3. Pues es buen plan. El de bailar por aquí y el de hacer propósito de enmienda, los dos. No tienes que conformarte con miserias. Uno de mis lemas es que el amor no es limosna, no es una sobra que te da alguien. Es algo que se regala a manos llenas. Así que no, no te quedes a medias, no llores y no lamentes. Mereces ser feliz, reirte y recibir mucho y muy bueno. A veces hay que pelear por lo que se quiere y a veces hay que dejar que peleen los demás por ti, hay que buscar el equilibrio.
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  4. Es pura supervivencia. Y quererte más a ti. Y tener claro que bastante jodida es la vida como para encima rodearnos de cosas o personas que no suman. Espero que triunfes con tu nuevo plan. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Siempre hay que tener un plan. Pero sin miedo a cambiar de opinión.
    Mucha suerte!

    ResponderEliminar
  6. Yo también hice el plan hace tiempo de quien me quiera que me busque...y todavía estoy esperando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es triste pero me veo por el mismo camino xDDDDD

      Eliminar