16 enero 2013

Cuando yo era tu chico.

Hay muchas formas de enfrentarse a una misma situación: tantas como personas. Y algo que me saca de quicio sin remedio es el arrepentimiento perenne. El "debí haber hecho esto", seguido del "voy a cambiar". 
El desperdiciar oportunidades y no valorar lo que se tiene cuando se tiene, y no después.
El hacer como que te importa cuando ya da igual.
Porque las personas que viven en un estado de cambio infinito... al final no cambian.
Quien de verdad se arrepiente de algo y aprende de sus errores, no los vuelve a cometer. Al menos no los mismos, ni de la misma manera.

Por eso me repatean las canciones de señoras y señores tristes y arrepentidos que quieren recuperar a las personas a las que hicieron daño y se dan baños de dolor entre lamentos y recuerdos de lo que pudo ser y no fue. Incluso si son temazos de mi Bruno Mars. 
Si de verdad la quieres asúmelo, déjala vivir en paz y busca otro corazón que no puedas romper dos veces.

Y ojalá la próxima vez no tengas que cantar esto y seáis muy felices para siempre.

24 comentarios:

  1. Lo malo de las cosas que vivimos ahora es que no sabemos las consecuencias que van a tener, esas las conocemos cuando ya no es ahora. Y es entonces, probablemente, cuando nos arrepentimos de algo.

    A veces no desperdiciamos oportunidades, elegimos otras cosas. La vida es así, pura elección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro, todos nos arrepentimos de cosas. Pero yo hablo de esas personas que, por costumbre, la lían parda primero y se arrepienten después, sin aprender jamás la lección o, simplemente, sin querer aprenderla porque es más cómodo.
      Yo me arrepiento de cosas que hice mal, pero te aseguro que no las volveré a repetir.

      Eliminar
  2. Las personas pueden cambiar al igual que el mundo cambia porque éste está en continuo movimiento: puedes no hacer nada con tu vida y, al cabo de los años, acabar siendo una persona completamente diferente o dar mil vueltas para acabar en el mismo sitio. No juzgues tan a la ligera a la gente que comete errores y pretende luego subsanarlos, que aquí todos somos humanos y tú tampoco eres una excepción, mujer oveja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que no juzgue a la ligera? Oye guapo, yo juzgaré si me da la gana xD Además, de a la ligera nada. ¿Y cuando dije yo que no cometo errores? Simplemente sé cuándo he metido la pata hasta el fondo, y aprendo, y asumo, y paso página para que no me vuelva a ocurrir. Se llama madurar, Albret.

      Eliminar
    2. Gracias por lo de guapo.

      Eliminar
  3. Yo soy yo, hecho con mis aciertos y errores. Si cambiara algo... ¿qué o quién sería?

    Besooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Serías tú, pero con otros aciertos y errores distintos :P

      Eliminar
  4. Nunca lo había visto desde ese punto de vista pero... toda la razón, oye. No podías haberlo dicho mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :)
      No sé si tengo razón o no, (conste que tampoco pretendo sentar cátedra, cada cual que piense como quiera) pero es como yo lo veo.

      Un besote!

      Eliminar
  5. Si, creo que hay que arrepentirse una vez, pero ni una más. Una vez asumido el error hay que ser buena gente y responsable... o quizás no...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de buena gente es relativo; lo de responsable, no.
      Un beso y gracias por venir :)

      Eliminar
  6. Absolutamente de acuerdo contigo...

    MUA

    ResponderEliminar
  7. Yo no acabo de entender como tienen éxito. Me parece tan fácil hacer una canción moña que no lo comprendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, supongo que todos pasamos por un momento ñoño de nuestras vidas en el que de pronto se alinean los planetas y nos apetecen canciones moñas. Digo yo, vaya. A mí no me ha pasado todavía :P

      Eliminar
  8. Que ardan. ¿No está el camino al infierno hecho de buenas intenciones? Pues eso, que ardan.
    Tú no. Para ti, besos y té.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos y té! Tú sí que saber regalar! ;)

      Eliminar
  9. La mejor canción de arrepentimientos del mundo es la de "lo siento muchoooo la vida es asíiii, no la he inventado yooooo" , eso es arrepentirse! lo demás son cuentos! XD

    Ahora en serio, yo estoy de acuerdo contigo, pero es tan humano tropezar con la misma piedra una y otra vez... Yo a mi piedra le tengo hasta cariño, fíjate!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uf... ¿y qué me dices de la de "el verdadero amor perdona", de Maná? Esa también se las trae xDDDD

      Porcier, espero que le hayas puesto nombre a tu piedra, porque os haréis compañía muchos años :P La mía se llama Encarni XDDDD

      Eliminar
  10. Y es que hay gente que no entiende que el amor es cosa de dos, y parfa que haya una relación el amor debe ser correspondido.

    Y esa es la dura realidad, nos guste o no.

    ResponderEliminar
  11. Ya te lo dije en tuiter: a mí me parece muy bien que la gente aprenda de sus errores. Pero mejor que lo ponga en práctica con otros, si me lo haces una vez la culpa es tuya, si me lo haces dos, la culpa es mía.

    ResponderEliminar