21 octubre 2012

Una de retales

Buenas noches, hermosidades.
Hoy vengo con tono serio y formal (no os acostumbréis) a haceros una recomendación especial. Se trata de un libro, un pequeño fardo de retales que mi amigo Carlos acaba de publicar con mucha ilusión y que me gustaría daros a conocer porque creo que merece la pena. Y no es porque el autor sea mi amigo, (que también, claro, pero no sólo por eso) sino porque su amplia experiencia como escritor y su alma de poeta se notan y mucho.

Retales de un Escribano es un cuaderno de relatos que habla un poco de ti, de mí, de todos. Tal y como dice él mismo, "es un libro que ha surgido de la observación. Soy muy observador, muy detallista, y en mi primer libro quise plasmar sobre un papel todo aquello que me rodea y me emociona, para que no se pierda ni se me olvide". De esta forma podremos encontrar en él reflexiones a la orilla del mar, pensamientos furtivos que asaltan al escritor en su camino de vuelta a casa del trabajo, recuerdos, sensaciones, olor a salitre, ilusiones, amor y desesperanzas. Todo narrado de una forma muy breve, muy concisa y no por ello menos certera.


Me gusta mucho lo sensitivo de sus letras. Su calidez. Esa forma que tiene de nadar entre metáforas para describir una percepción, un sentimiento o para simplemente hablarnos del color de una tarde malagueña frente a la catedral de Málaga, ciudad a la que adora. 

Carlos dice que él es escritor porque escribe. Y os aseguro que escribe mucho. No hay noche en la que la luna no le pille tecleando a escondidas, dándole vueltas a una idea o echándole un pulso a las musas. Porque como él bien dice, "la inspiración no es algo que se busca ni que se encuentre: llega sola cuando te lo curras. Es una consecuencia del trabajo duro".  Ya lo dijo Picasso algunos años atrás: "cuando llegue la inspiración, que me pille trabajando".

Por tanto él se lo toma muy en serio y dedica gran parte de sus ratos libres a la escritura, en incluso anda ya maquinando su primera novela que espera que salga en diciembre.
Hasta entonces os dejo con uno de sus nanorrelatos, mi favorito sin duda de todo el libro:


EN UN CAJÓN
Había tomado la decisión de retar a la noche en duelo, pero olvidó el pañuelo en el cajón más profundo de su cobardía.




Si estáis interesados en comprar el libro, os dejo los links de los puntos de venta donde lo podréis encontrar hasta el momento:




Y a ti, Carlos, (que a pesar de que nunca llegaste a leer mi blog, intuyo que esta vez sí que lo harás :P) por supuesto te deseo toda la suerte del mundo con tu empresa literaria.


6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Pero mi foto es de un libro físico. Y yo fui a la presentación.

      Eliminar
    2. Y en mi post escribe Nacho Vidal.

      Eliminar
    3. Carmen de Mairena10/21/2012 10:29 p. m.

      Nacho Vidal me come el conducto vaginal.

      Eliminar
  2. Increíble el nanorelato.... :)

    ResponderEliminar