10 septiembre 2009

Si mi vida se acaba

Me asusta la muerte. No me gusta hablar de ello, ni ver películas en las que el protagonista sabe que va a morir.
Me pone muy nerviosa cuando por la noche doy vueltas en la cama repasando mi día a día antes de dormir y, por alguna extraña razón, me pongo a pensar en cuándo moriré y si será doloroso.

A veces me gustaría ser creyente. Me da igual la religión: católica, hindú, árabe. Pero creer en que todo no se acaba aquí y que no nacemos para nada, nada en absoluto. Que desde nuestro primer llanto no avanzamos lentamente y sin remedio hasta la muerte sin ningún motivo...

Quizá todo fuese mejor si supiésemos cuándo vamos a morir. Si lo aceptásemos como algo natural, es decir, que al nacer se nos entregase el don de la clarividencia y todos considerásemos como normal el conocer desde siempre si nuestra vida va a durar meses, años o décadas.
Supongo que de esa forma no perderíamos tanto el tiempo: nos preocuparíamos menos por cosas que no tienen importancia, y valoraríamos más aquellas que sí la tienen.

Si yo supiese que mi vida se va a acabar dentro de dos años, por ejemplo, dejaría de quejarme por haber engordado. Me iría de tiendas y me compraría algun vestido bonito que me favoreciese, y me preocuparía por salir más y dejarme ver luciendo mi mejor sonrisa escogida con cariño para cada ocasión.

Me buscaría un trabajo de poca responsabilidad, horario flexible y sueldo modesto pero suficiente para vivir tranquila. Iría a la orficina de mucho mejor humor por las mañanas, trataría de hacer mis tareas de la forma más eficiente y procuraría dejar constancia en mi empresa de mi gran esfuerzo y dedicación. Asimismo ayudaría en todo lo que pudiese a la que me sustituya cuando no esté, para que aprendiese rápidamente y mi legado no muriese conmigo.

Volvería a aprender a querer. Me dejaría de vergüenzas, inseguridades e historias... abrazaría más y me callaría menos. Total, de qué sirve mantener las distancias, ser prudente, evitar mostrarse vulnerable.
Si me hiciesen daño, además, la rabia y el rencor me durarían menos.

Si supiese que mi vida termina en 2011, mañana mismo haría la maleta y emplearía mis ahorros en viajar por todo el mundo. Olería cada brisa, saboreraría cada color y disfrutaría de cada melodía que se cruzase por mis sentidos.
Me empaparía del cariño, personalidad y cultura de cada persona que entrase en mi vida, dejando de lado los prejuicios y los miedos.






Si supiese que mi vida se acaba, en definitiva... aprendería a ser feliz.


15 comentarios:

  1. ¿2011? ¿Acaso crees que vas a salir con vida de la chupitería?

    ResponderEliminar
  2. Y yo me pregunto... ¿por qué no lo haces? Excepto lo de gastar todos los ahorros en viajes, el resto se puede hacer a diario aunque no sepas el dia en el que tu camino se acabará

    Besooooos

    ResponderEliminar
  3. Ten cuidado con lo que deseas:
    http://www.deathclock.com/

    ;-)

    ResponderEliminar
  4. Rizos...

    Pues mira...

    Yo sufro de una cardiopatía aguda y crónica producida por cuatro infartos agudos de miocardio, tres paradas cardiacas de las que salí mediante desfibrilador, la instalación en arteria de cuatro stend, y dos angioplastias de rescate.

    Esto por no citar otras enfermedades colaterales adquiridas en estos últimos años (Ej: Diabetes, Colapsos pleurales licuosos, Hipertensión, Aterosclerosis coronaria en las tres arterias principales, etc)

    Estoy en lista de espera para recibir un corazón donado.

    SI NO RECIBO EL TRASPLANTE CARDÍACO EN POCO TIEMPO ESE 15% DE CORAZÓN QUE AUN QUEDA VIVO PRODUCIRÁ UNA INSUFICIENCIA CORONARIA QUE ME MATARA.



    Mi niña...

    Todo comenzo a los 41 cuando sufrí mi primer infarto...

    Hoy tengo 52 años, recorrí mucho mundo, 32 países me cobijaron, por eso rescato como muy real y positiva esa frase tuya:

    "...abrazaría más y me callaría menos..."




    Te aseguro que ese fenómeno que relatas es así, quieres VIVIR, abrazar amando con la mayor ternura o la peor lujuria, y SUELTAS todo, no dejas nada en el tintero, no te callas haciendo de la expresión tu forma de vida, a tal punto que luego de aquel infarto deje de ejercer el derecho en mi país, escribí ya tres libros que fueron editados graficamente y en formato digital, y llevo en mis espaldas once web page... en todos esos foros DIGO DE TODO, PARA TODOS, Y CON TODOS, MIENTRAS TODOS MIS ORGANOS VITALES ME LO PERMITEN.


    Rizos...
    Te dejo un suspiro de ternura, una tonelada de cariño, y dos docenas de besos.

    Carlos Hugo Becerra

    ResponderEliminar
  5. Rizos... deberías tatuarte a fuego y sangre esa frase que dice: "vive cada día como si fuera el último de tu vida"

    Y mientras, deja que la muerte sea una impuntual y se retrase por muchos años a su cita contigo.

    Un besote grande, grande, grande

    Laima Sehapues Toseria

    ResponderEliminar
  6. Yo también le tengo miedo a la muerte, pero creo que es por el amor que le tengo a la vida y lo que cada día me regala. Cada mañana me siento en el coche para ir al trabajo y me digo a mí misma... "éste puede ser el último viaje", y a partir de ese momento de consciencia me dedico a disfrutar...

    ResponderEliminar
  7. En realidad tu post no deja de ser otra reflexión sobre el "Carpe diem, vita brevis, tempus fugit". Deberíamos vivir como si nos fuésemos a morir mañana mismo :)

    ResponderEliminar
  8. Me asusta la muerte. No me gusta hablar de ello, ni ver películas en las que el protagonista sabe que va a morir.
    Me pone muy nerviosa cuando por la noche doy vueltas en la cama repasando mi día a día antes de dormir y, por alguna extraña razón, me pongo a pensar en cuándo moriré y si será doloroso.

    A veces me gustaría ser creyente. Me da igual la religión: católica, hindú, árabe. Pero creer en que todo no se acaba aquí y que no nacemos para nada, nada en absoluto. Que desde nuestro primer llanto no avanzamos lentamente y sin remedio hasta la muerte sin ningún motivo...


    Tiaaa es exáctamente lo que me pasa a mi en muchas muchas ocasiones... Te juro que me he quedado de piedra cuando te he leido.
    Puede que todo fuese mas fácil si supiésemos cuando nos vamos a morir, pero que triste sería cuando quedase poco, no crees??
    Así al menos, conservamos la incertidumbre...
    Aunque reconozco que debe ser muy duro ser anciano/a, y saber que todo va llegando a su fin.
    Me ha encantado tu post. Lo único que cambiaría es la última frase...

    Si supiese que mi vida se acaba, en definitiva... aprendería a vivir.

    Besos guapa, y si alguna vez te sientes agobiada y necesitas hablar.. aquí toy.
    Besos...

    ResponderEliminar
  9. Ay niña, un temilla durillo y escabroso...a mi tmb me da miedo la muerte... quizas deberiamos intentar aprovechar mas el momento presente por si acaso mañana... Un besazo!

    ResponderEliminar
  10. Creo que Frodo sabía que se iba a morir, es más, estoy notablemente convencido de ello... y si no por qué llevaba esa cara de haberse comido un yogur caducao durante toda la pelicula?... y sabes qué? que sin embargo, ahí lo tenías, andando, esquivando Nazguls, orcos, y a Sam con su rabo peludito untado de mantequilla (vale, esto no salía en el libro, pero fijo que Tolkien lo pensó)... Siguió con vida, y hacia adelante... como siempre hay que seguir, quizás alguien más anciano está resignado a su propio final, pero tú tienes 20 y tantos años aunque aparentes más :PPP Coincido contigo en las ganas de creer en algo, un ente superior, alguien que nos salve de nuestra miserable existencia y nos diga... "eh!, acaso no sabeis que os cree para algo?" y cuando te autoconvences a ti mismo de que esto puede que sea posible, pasa por delante tuyo un autobús con un cartel que dice "PROBABLEMENTE DIOS NO EXISTA"... y tú, dado a creer en la manipulable estadística, te sigues dando cuenta que tu vida es igual de corta, miserable e insignificante. Nada nada Bea, saber cuando vamos a morir? (porcier es que no quiero llamarte rizos, a mi me lo perdonas no? :D)... Eso lo hace todo menos interesante! esa extraña estrategia de tenerlo todo planificado... si me muero de neumonia en 2084, quiere decir que puedo escalar el annapurna sin oxigeno y sin ninguna experiencia como alpinista? ole yo!...

    Sabes qué te digo? moriste ayer... deja de quejarte por haber engordado, vete de tiendas y cómprate algún vestido bonito, preocúpate por salir más y alegra a aquellos que te quieren con tu sonrisa.

    Aprende a querer, déjate de vergüenzas, inseguridades e historias, abraza más y calla menos.. tómate con más calma las cosas malas de la vida.

    Emplea tus ahorros en viajar y conocer a lo largo de tu vida, y en otras muchas cosas que te hagan ser feliz, disfruta del aire, de los colores y la música... y quizás pase otro autobús contratado por algún lector tuyo que diga "Probablemente no morirás en 2011"...

    La muerte es segura, la vida no. Hay que disfrutar mientras estemos aquí.

    Un beso, aunque no seas rubia :P

    ResponderEliminar
  11. Buf, a mi también me dá mal rollo esté tema pero es lo que te dicen, puedes hacer esas cosas sin pensar que tienes poco tiempo. Un proverbio de esos chinos decía: "Aprovecha el tiempo, es más tarde de lo que crees" o algo así

    ResponderEliminar
  12. No creo que sea buena idea saber cuando vas a morir. Se viviría demasiado mediatizado por el tema

    ResponderEliminar
  13. Vaya! te puse este comentario el otro día en un post antiguo! Te lo vuelvo a poner aquí que es donde corresponde.

    Decía yo.... Cuando empecé a leerte me identifiqué contigo,yo tambien tengo miedo a morir.Desde niña creía que cuando cumpliera 15 años me iba a morir, que tonteria, hasta me puse fecha y todo para el evento, la angustía que pasé hasta que llegó el maldito día y me dije...
    -Anda! no me he muerto.
    Y a un mes estoy de cumplir 56.
    Desde entonces no le pongo fecha a nada, pero tengo un secreto.
    -¿Te lo cuento?
    Vivo cada día como si fuera el último.
    Voy de compras, de restaurantes,viajo, amo, rio,vivo, enfermo,( como ahora)tengo neumonia,me recupero para empezar de nuevo a vivir.
    Si mañana la muerte me visita, tendré los deberes hechos...
    Si te vale el 2010 esta muy lejos.
    Vete de fiesta esta noche, sonrie a la luna,bebe,come, rie, ama, disfruta de todo lo que anhelas.
    Y si te sobra tiempo, relajate con un biofrutas, porque antes de que te lo termines ...ese segundo proximo ya es la eternidad.

    Un abrazo preciosa.

    Margot

    ResponderEliminar
  14. ¡Hoy es el primer día del resto de tu vida! ;)

    ResponderEliminar
  15. A todos: tenéis razón, qué narices. Carpe diem!
    :)

    Un besote para cada uno de vosotros. Os lo merecéis.

    ResponderEliminar