20 diciembre 2018

Tus recuerdos en facebook


Facebook me recuerda hoy que hace justamente dos años yo publicaba una foto en mi muro. Una foto en la que enseñaba mis gafas nuevas, super moradas y preciosas, con las que yo me sentía bastante favorecida dentro de mis circunstancias miopes. Os pedía opinión porque fue un cambio importante para mí, por chorrada que os parezca.

Y oye, que igual no es casualidad que desde entonces haya aprendido a ver la vida de otra forma. A calar mejor a las personas. A reconocer patrones. A obviar los grises. A verme más guapa y juzgarme menos. A valorar cosas que antes pasaban desapercibidas. A ver más allá (que no el mas allá, de momento). A no conformarme con menos y luchar por más.  A encontrar sonrisas mágicas. A mirar. 

Benditas gafas.




7 comentarios:

  1. ^_^

    Y a juego con la camiseta y el blog!

    ResponderEliminar
  2. Siempre has valido mucho, menos mal que te diste cuenta 😍

    ResponderEliminar
  3. Puede que sea un poco pragmático pero yo diría, aparte de que las gafas te sientan genial, que la experiencia es un grado y uno/a va aprendiendo todas esas cosas. Y es bien que suceda.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, pues benditas gafas. Yo tengo las mismas desde hace diez años o más, pero cómo sólo para ver de cerca, paso de cambiarlas... pero visto lo visto, igual merece la pena :)
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  5. Podemos llamarte Ultravisión?

    ResponderEliminar