12 noviembre 2016

Ellas.


Ellas y yo somos muy diferentes. Ellas son inteligentes, cultas, divertidas, saben de música y de teatro y de historia, escriben de maravilla y disfrutan de las pequeñas cosas de la vida. Cada día me enseñan algo nuevo y me regalan un pedacito de su mundo cotidiano, a mí, que soy una rancia despegada que nunca llama ni escribe guasaps porque vivo en Bealand. Ellas no me reprochan, no me juzgan aunque no estén de acuerdo conmigo, no me regañan, (bueno, a veces sí, pero porque la lío mucho y me lo merezco) me escuchan con un cariño y una paciencia infinita y se ríen con mis chorradas. 
Ellas han aparecido de la nada y han decidido que, para mi fortuna, yo soy una persona que quieren tener cerca, aunque sea desde la distancia física. Ellas me han elegido y ven algo más en mí. Me hacen sentir dichosa y me sorprenden cuando estoy choff. 

Ellas se han cargado de un plumazo mi frase estrella de la juventud, -yo es que soy más de amigos que de amigas- y me han demostrado que la verdadera amistad entre mujeres es fuerte, sana y mola millones. 


Ellas me hacen la vida más bonita con un simple tuit, con un me gusta, con un comentario o con un "espera, llego a casa y te llamo".  Ellas llenan mi instagram de rostros hermosos, sonrisas infinitas,  cosas cuquis, ginkos, gatos y perros adorables, rizos pelirrojos, libros de los que no tenía ni idea y zapatos glamourosos. También llenan mi memoria de -cada vez más- recuerdos de aventuras fantásticas, reuniones furtivas de verano y carcajadas con lagrimilla.  

Ellas han vivido conmigo etapas muy importantes de mi lucha, y las he sentido cerca. Han crecido conmigo, aunque envejezcan muchísimo mejor que yo. Tengo la extraña sensación de que ya forman parte de mi vida, de mí misma, y el sentir que están ahí aunque no hablemos todos los días me llena de tranquilidad y de paz. Me aportan, casi sin querer, una serenidad que me hace mucha falta.


Este fin de semana es muy importante y especial para dos de ellas. Hoy se casa Sandra, mi Flés. Ella y su casi esposo me recuerdan cada vez que se me olvida que el amor existe, que es el motor de la vida y que, pese a todo, hay esperanza.  No estaré ahí para darte un abrazo luego, pero que sepas que te lo estoy dando muy fuerte con el corasóns :P

Mañana será el cumpleaños de Berta, mi pelirroja peligrosa, y yo espero que lo celebre por todo lo alto, que se lo pase genial y que reciba todo el cariño que se merece.


Hoy quiero que sepáis que os quiero mucho, que me he despertado pensando en vosotras y que os deseo de corazón que seáis todo lo feliz que se pueda sin implosionar ni haceros pis de la emoción. Bueno, Sandra puede hacerse pis porque con el vestido de novia igual ni se nota :P



Brindo por vosotras. Brindemos todos :)   Aunque bueno, con biofrutas, que no son horas.




12 comentarios:

  1. Ay, qué bonita eres. Te queremos mucho porque eres estupenda y te lo mereces.

    ResponderEliminar
  2. Pero que bonita y que difícil de encontrar la amistad verdadera. ¡Felicidades a Ellas y a ti por tenerla!

    ResponderEliminar
  3. Me gustan estos post en que se ensalzan las virtudes de los amigos y de la propia amistad, porque en realidad se multiplica la grandeza de quien escribe y sobre quien escribe. Las cosas no suceden por casualidad y las grandes personas tampoco se encuentran por casualidad con otras grandes personas.
    Y qué agradecimiento tan grande a la vida que permite que eso sea así.
    :)

    [ya podéis vomitar arco-iris, pero y lo a gusto que me he quedado diciéndolo, qué, eh] xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, me encanta cuando te pones ñoño ^_^

      Eliminar
    2. Fle (con rimmel güaterpruf anti mapachismos)11/14/2016 1:39 p. m.

      Yo vomitaría arcosirisens pero es que me parece tan bonito y tan cierto lo que has puesto que mira,no. Besos a ambos

      Eliminar
  4. No hagas llorar de emoción a la de la boda, que el maquillaje se corre cosa fina y no querrás que se case pareciendo un mapache, ¿verdad? Estas cosas mejor para el día siguiente, cuando el agotamiento de la noche de bodas solo deja leer cosas de una extensión limitada

    Muaks

    ResponderEliminar
  5. Te quiero mucho, Bea. Aunque lo diga poco. Me has hecho llorar, sobre todo este año que vivo mi cumpleaños lejos de todo y de todos, después de mucho tiempo pasándolo en casa de mis padres. Qué cosas. Te lo dije en su momento, pero manda narices que tú y yo nos conociéramos por un affaire fallido de los míos. Bendito affaire, si hizo que te conociera. Formas parte de mi vida y de mi grupo selecto de amigas (y digo selecto porque sois pocas, buenas y contundentes). Gracias por estar en mi vida y por hacerme sentir parte de la tuya. Un besazo, guapetona!!

    PS. Por cierto, para mi, quien escribe de maravilla eres tú. Tienes un estilo que me encanta y que es único ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos conocimos antes de eso, en realidad, jajajja Fue en el día internacional del escote, que yo subí foto del mío a tuiter, tú te animaste también y me dije... esta mujer es de las mías xDDDD

      Gracias a ti, por todo :) Y vale, dejémoslo en que las dos escribimos genial ;)

      Eliminar
  6. Fle (con rimmel güaterpruf anti mapachismos)11/14/2016 1:37 p. m.

    Te escribiré en la calma y al sol canario en breve pero no podía irme sin decirte que te quiero, que molas todo, que la suerte es mía y que la distancia es un cagarro pero conseguiré billetes para ir a darte el achuche en persona más pronto que tarde.
    Gracias Rizosilla, eres hamor. Siempre.
    Besurris.

    ResponderEliminar