15 abril 2016

Schadenfreude


Hay personas que te cambian la vida. Quizá sin querer, quizá tan sólo de manera perceptible en los pequeños detalles.

Nunca había escrito sobre ti en mi blog y por eso creo que ya es hora de que lo haga ahora: tú me transformaste. Fue poco a poco, un proceso en el que sin darme cuenta y gracias a tu forma tan diferente de ver la vida me enseñaste a cambiar la manera de verla a mí. En algunos aspectos somos opuestos, ya lo sabes, pero eso nunca fue algo negativo para mí... si acaso, al contrario. Me gustaba aprender contigo; esas maneras de sabiondo paternalista que aparentemente me sacaban de quicio eran una de las cosas que más me atraían de ti, aunque nunca lo llegase a reconocer. Tu inteligencia, tu sentido del humor, tu forma de leerme la mente. 
Por otro lado también me gustaba tu impulsividad, tu descaro, tu pasión sin control por las cosas que te gustan, tu oscuridad, tu inseguridad disfrazada, tu orgullo, tu egocentrismo, tu impaciencia de niño pequeño. Sí, me gustaban tus defectos. Me gustaba verme reflejada en ellos, a veces.

De hecho creo que ahí radicaba el problema que acabó poniendo distancia entre nosotros: nos parecemos más en los defectos que en las virtudes, y por eso realmente y aunque me duela somos incompatibles. Aquella alma gemela que creí haber encontrado acabó siendo mi enemiga. Y nunca quise terminar mal contigo, te prometo que no. Por eso supe (tardé mucho tiempo y me costó muchísimo, y de hecho me sigue costando cada día) que tenía que alejarme.

Pero me cambiaste. Contigo sentí cosas que no he vuelto a sentir con nadie, y ahora que ha pasado el tiempo y he seguido buscando sin éxito esas emociones en otras personas, me aterra sobremanera pensar que quizá no las vuelva a sentir nunca. 

Por tu culpa estoy maldita, así que en cierto modo puedes alegrarte (schadenfreude) porque ahora tengo que aprender a vivir feliz con una vida que jamás será igual que la que tenía antes de conocerte, ni parecida a la que pude haber tenido contigo y que ya nunca será.

30 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Eingel, me desconciertas. No me voy a ningún lao xD

      Eliminar
  2. Ay no! Nada de tristezas! Aunque el tiempo por aquí por el Norte anime a meterse debajo de siete nórdicos porque no para de llover sin control.

    Leí una vez en el Blog de Nada Importa, que había que buscar naranjas enteras y nada de medias naranjas. Y tú eres una naranja entera, lo que ocurre es aún nadie ha querido quitar piel y ver lo que hay debajo.

    Así que nada de que ya no tendrás una vida increíble como la que hubieses tenido con él. Porque si tu vida con él iba a ser maravillosa no habría habido problemas ni alejamientos. Cuando se quiere y te quieren de verdad, con mayúsculas y de manera adulta, todo fluye y encaja.

    Y te prometo que llegará un día en que verás con perspectiva lo que una vez sentiste y no te parecerá más que una vivencia increíble y maravillosa. Pero no tendrá nada que ver con la increíble y maravillosa experiencia que sentirás al mirar a la persona que de verdad te merezca y te quiera sin excusas ni medias tintas. Tendrás un recuerdo maravilloso pero dejarás de pensar que no hay nada mejor a continuación.

    Un abrazo preciosa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, no he dicho que no pueda tener una vida increíble o que la vida con él lo hubiese sido. No lo sé, pero intuyo que no.
      Lo que sí digo es que las cosas buenas que me aportaba esa persona son difíciles de encontrar en otra. Y de eso me quejo :P

      Ojalá llegue ese día que dices. UN besote y gracias por comentar :)

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Espero que te refieras a mí y no a él :P

      Eliminar
  4. En la primera lectura, solo puedo decir una cosa: estas son feas, pero ni punto de comparación con las anteriores. Puede que ya no las tengas, pero hay flores inolvidables, flores que llaman la atención, flores que no se marchitan. Qué hermosamente feas eran las jodidas.

    Como dice Joaquín Sabina en una de sus canciones desconocidas:

    Incluso en estos tiempos
    en los que soy feliz de otra manera,
    todos los días tienen ese instante
    en que me jugaría la primavera
    por tenerte delante.

    Desconozco de quién se trata, pero dudo que disfrute con tu schaudinfrisqui, no creo que sea así, porque seguro que, si estabais tan conectados tanto en lo bueno como sobre todo en lo malo, tu shaudenfreude es su shaudenfreude. ¿Lo sabes, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He intentado buscar las otras pero creo que ya no existen. Es nuestra cruz.

      Eliminar
    2. La cuestión es que las flores no están, pero lo que había delante de ellas sigue intacto. "No dejes que las flores no te dejen ver su bosque", ¿no decía algo así el chino listísimo que se las vendió a tu madre? ;)

      Y lo malo de las personas que tenemos una moneda con dos caras es que probablemente haya alguien en el mundo que tenga la otra con dos cruces.

      Eliminar
  5. Me siento muy, muy identificada con lo que describes en la entrada... Sabes que a pesar de todo lo que haya pasado, esa persona ha marcado un antes y un después por todo lo que te ha hecho sentir. Yo también creo que no volveré a sentir lo mismo (o al menos no con esta intensidad) por otra persona y es algo que me pone triste. Ya hace unos meses de toda la locura de la ruptura y se va llevando de otra manera, aunque sigue habiendo días duros. Sin embargo, es cierto que ese pensamiento de "no voy a encontrar a nadie así en la vida" me es bastante recurrente.
    Entiendo que sólo queda esperar, ser paciente y aprender de lo que venga en estos tiempos. Seguro que no volvemos a encontrar a alguien como la persona que ya no está... pero entiendo que esa también es la parte positiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente. El lado malo es que no habrá nadie igual, y el lado bueno es que no habrá nadie igual.

      Eliminar
    2. Hay muchas contradicciones en este post Rizos y ni una sola vez dices si le amabas.... para mi que como ya no está tiendes a idealizarlo pero en el día a día no le soportabas.

      Eliminar
    3. Ayyy qué bonito es hacer conjeturas sin saber detrás de un anonimato! xDDD

      Eliminar
  6. Te llegaste a enamorar?

    ResponderEliminar
  7. se enamoró él de ti?

    ResponderEliminar
  8. ¿A qué huelen las nubes? Esto ya parece un test de la super pop en los comentarios xDDD QUIEN QUIERA SABER MÁS, QUE ME ESCRIBA AL GUASA.

    ResponderEliminar
  9. No me hace falta, sin quererlo ya me has contestado por lo que estoy de acuerdo con mi paisano Chaly.
    Ah soy Carlos, tampoco me gusta el anonimato sólo que no tengo cuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto, Carlos, pues bienvenido y gracias por tus comentarios. Si quieres adivinar y juzgar algo más de mi pasado a través de una broma, avisa que hoy ando de buen humor.

      Eliminar
    2. Gracias por la bienvenida, encantado. Yo no te estoy juzgando ni juego a adivinar, comento como los demás pero a lo mejor todos los comentarios no son de tu agrado.

      Eliminar
    3. Claro que juzgas y adivinas, de hecho por eso mismo no has acertado ni una en tus conjeturas. Ni él se fue, ni yo me fui, ni siquiera estoy hablando de una historia de amor.
      Pero es lo que tiene cuando cuentas algo por internet; que cada cual lo interpreta a su manera y es normal, eh, no me molesta. Me resulta divertido, nada más.

      Eliminar
    4. Y te rogaría que no utilizaras esa forma sarcástica de hablarme que yo no he sido irrespetuoso en ningún momento

      Eliminar
    5. ¿cuándo creerás un poco en las personas? ♡

      Eliminar
    6. Yo te rogaría que si lo que buscas es respeto, no entres de forma anónima en un blog de alguien a quien no conoces de nada a cuestionar su comportamiento y a rogar nada. Esta es mi casa. Eres libre de salir si mi forma de responderte no es de tu agrado.

      Eliminar
    7. No iba a seguir con el tema pero me veo obligada. El nieto de Carlos me acaba de dejar un comentario llamándome amargada, maleducada, y diciendo básicamente que espera que muera sola y rodeada de gatos. Que le he hecho pasar un mal rato a su abuelo.
      A ver, señores, seamos serios. Ni yo sé quién hay detrás de un anónimo, ni este señor sabe quién hay detrás de mi texto. Presuponer que se conoce a alguien por un par de frases escritas en internet es mucho suponer, y normalmente nos lleva a conclusiones equivocadas.

      Nieto de Carlos: cuando su abuelo llegó a mi blog, lo primero que me dijo fue que "entendía por qué él se había marchado" y que mi texto estaba mal porque me contradigo. En aquel momento yo sólo veía a un anónimo que pretendía trollear. Entiéndame, recibo muchos comentarios anónimos al día que no aportan nada y me resulta incómodo tener que invertir mi tiempo en eliminarlos. Mi primera respuesta a su abuelo, sin embargo, fue divertida y sin animo de ofender. Soy andaluza, no uso el sarcasmo pero sí el sentido del humor, y pensé que sería un amigo mío gastándome una broma.
      Su abuelo entonces empezó a molestarse y a exigirme un respeto que, tengo que recordar, no se exige sino que se gana. Yo no tengo nada en su contra pero no es agradable escribir un texto difícil y personal como este y recibir comentarios desagradables de alguien que no me conoce de nada y que por el hecho de ser mayor que yo se cree saber más sobre mi vida.

      No voy a publicar más comentarios de este tipo. La culpa es mía por permitir anónimos, lo sé. Y que lo mismo ni hay abuelo ni hay nieto realmente y estoy aquí perdiendo el tiempo como una lerda xDDD Si alguien quiere decirme alguna lindeza más o seguir insultándome, que lo haga a mi correo personal porque no voy a publicarlo: beabiofrutas@hotmail.com Tampoco publiqué el último comentario de Carlos porque en él daba sus datos personales, y al conocer su edad supuse que no estaba muy ducho en redes y no sabía que eso era peligroso.

      Pero bueno, que sí, que igual muero sola y rodeada de gatos, y si eso les hace un poco más felices a dos señores del otro lado del charco pues mira, será mi buena acción del día de mi muerte. Allá cada cual con su moral, su sentido de la educación y sus cosas.

      Eliminar
  10. Somos diferentes tras cada contacto con alguien que realmente importa, pero esa nostalgia de la ilusión, es tres partes de ensueño y tan solo una de probabilidad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, Pilar. Pero qué difícil es ser realista, a veces :)
      UN besote!

      Eliminar
  11. Como el objeto del asunto haya leído todo esto, no sé yo si se sentirá muy orgulloso de, en el fondo, recibir una de cal y dos de arena, o dos de cal y una de arena (¿cuál de las dos era lo malo y cuál era lo bueno?). Si era tan egocentrista, impaciente e inmaduro, seguramente estará entre sentirse halagado por un lado, pero repudiado, estigmatizado y bueno, centro de las culpas por el otro. Igual, como en todas las historias, habría que ver las dos partes, dos personas que se parecen no son dos personas iguales. De todas formas, aquí la que ha dado el paso has sido tú, es tu entrada, y haces bien en decir todo eso de él. Si tiene alguna queja, que se haga un blog y escriba él otra.

    Todos debemos asumir la parte que nos toca, aunque nos duela, no estemos de acuerdo o nos parezca injusta. A eso se le llama madurar.

    Te conozco lo suficiente para asegurarte que tendrás suerte, las maldiciones dejan de funcionar cuando al CurseMaster se le acaban los pelos de su víctima y las agujas pinchan menos que un catalán saborio en la Feria de Abril. ¿A quién se referirá Chaly Vera...?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si llego a saber que esta entrada iba a traer tanta cola, igual me lo pienso antes de publicarla. O no xD

      Este texto no es una queja. Ni siquiera pretendía insultar a nadie, al contrario. Resalto mis defectos y explico por qué tengo que ser consecuente con mi futuro y las circunstancias que surjan fruto de mis decisiones.
      No sé si he hecho bien o mal hablando del tema; simplemente es mi blog y suelo escupir lo que pienso independientemente de si acierto o me equivoco. Y me he equivocado muchas veces, y me seguiré equivocando. Y si alguien se ha sentido ofendido, lo siento mucho porque como ya he dicho este post no es una crítica a nadie más que no sea yo misma.

      Eliminar
    2. Y no sé, Chaly Vera es un misterio.

      Eliminar
  12. estos dos son tontos perdios!!
    ana

    ResponderEliminar