05 marzo 2016

La perfecta ex.


Yo debo ser una novia horrible. A mis 34 años he tenido algunas relaciones estables que siempre terminaron en fracaso, y debo decir que a pesar de ser buena amante, mejor persona, la mayoría de las veces el drama sucedió por mi culpa. Me ha costado muchas lágrimas y muchos momentos de reflexión y autocrítica el asumirlo, no creáis. Es duro reconocer que yo para esto del amor no sirvo como la mayoría de los mortales, que encuentran pareja y se arrejuntan y se casan y comen perdices como quien va a comprar churros.  Soy exigente, un pelín egocéntrica, una bomba emocional que pone a prueba a diario los nervios  y la paciencia de quien tenga a mi lado. Necesito dosis de inteligencia, de sentido del humor (que suele venir de la mano de la inteligencia), de cariño bien dosificado, de independencia, de sexo y morbo llevados con ingenio –empiezo a ver un patrón aquí- de gente con agallas que sepa enfrentarse a los problemas de la vida y no esconda la cabeza bajo tierra cuando las cosas se tuercen y locura, sobre todo locura. Me llama lo turbio; así me va.

La cuestión es que (no me quiero enrollar) como novia seré un desastre, pero como ex-novia soy la hostia. Porque cuando mis relaciones se terminan, se terminan de verdad. Paso página y llevo mi duelo con elegancia, carisma, un saber estar impresionante... y me voy. Duele, por supuesto. Pero si algo caracteriza a la perfecta ex-novia es el no insistir en algo que no tiene sentido.

Es de primero de rupturas: al lugar donde fuiste feliz no debieras volver, que dijo Sabina. Y ya ni te cuento si no fuiste feliz siquiera… No más whatsapps, no más e-mails, no más llamadas, no más mensajes por Facebook. No hay que volver la vista atrás ni insistirles como una llorona desesperada y pesada. No, Adele, no está bien llamar dos años después ni viene a cuento de nada por mucho que te expliques durante veinte canciones iguales, como bien dice la gran Molinos en su post. Que luego me llamáis mala a mí, pero lo tuyo es crueldad y perrodelhortelanismo.

Y podréis pensar que lo de dar un portazo y olvidar su nombre, su cara, su casa y pegar la vuelta lo hago por mí, que me quiero mucho y voy de digna. Y no, eh. Yo soy altruista y un amor y en realidad lo hago todo por mis ex: se merecen ser felices con otra persona. Alguien que no les dé problemas, con quien no tengan que esforzarse ni sacar lo mejor de ellos mismos. Alguien que no les suponga ningún tipo de reto ni les haga crecer o evolucionar. Que no les haga plantearse que igual no son tan buenos ni tan listos ni tan especiales como creen. Una mujer dócil, simple, entrañable, tiernita,  femenina, razonable. Sincera pero sólo lo justo. Sexy, pero no guarrilla. Divertida, pero no zumbada.

A mí es que me gusta estar zumbada y tampoco pasa nada si me quedo sola, qué le vamos a hacer. De hecho auguro para mi mismidad una buena temporadita de soltería bien aprovechada, de la que enriquece además de cocer.

Así que nada, resumiendo. Que como estoy zumbada pero además soy un amor, a todos esos que un día me rompieron el corazón les deseo lo mejor y toda la felicidad del mundo: que les den mucho por culo, pero que les guste.


22 comentarios:

  1. Pues no hay nada más soso en la vida que estar con alguien que no te desafíe cada día y que te haga crecer, aprender, mejorar, pensar, pedir perdón cuando se tercie y discutir cuando haga falta. No hay nada como estar con alguien que te haga disfrutar las locuras y quiera compartir contigo las suyas y las propias. Que triste no tener eso

    Lo que yo estoy aprendiendo a mis 45 años sobre eso, ains. Eso si, nunca es tarde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo todo eso también lo sé, pero no vale con que lo sepa uno mismo :P
      Un besote!

      Eliminar
  2. Holaaaaa....muy de acuerdo con todo....menos con lo de la "gran Molinos" XD que me ruborizo!!!

    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ruborícese si quiere, pero lo de grande no lo quito! :)

      Eliminar
  3. Yo hago lo mismo, cuando una relación se termina desaparezco por completo. Jamás daré el coñazo, ni suplicaré ni nada parecido. Aunque más que para dejar que la otra persona sea feliz, lo hago para no sufrir más, no alargar la agonía xD
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí bueno, yo digo que quiero que sean felices, pero obviamente también quiero ser feliz yo :P
      Un besote :D

      Eliminar
  4. Cerrar la puerta (con o sin portazo, que todas llevamos una diva dentro) y seguir adelante, no hay otro modo de ser ex- Y que sean felices, bueno, como modo de que no se cuelguen de ti, es una gran estrategia.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si será buena estrategia, pero a mí me funciona :)
      Gracias por venir, Pilar :D

      Eliminar
  5. Me duele esta entrada. Porque yo he dicho muchas cosas parecidas y sé las lágrimas que hay detrás de ciertas palabras, lo que duele decir "quizás no soy como las que se casan y son felices" porque quizás, en el fondo, querrías ser feliz. Lo de casarse ya es otro cuento. Pero que molaría encontrar a ese alguien que te apoya, te comprende, te complementa y te llena de todo eso que te hace ver la vida más bonita, a la vez que tú le ilumanas la suya. Y con el que echar polvazos, dicho sea.
    Y entiendo lo que sientes, porque cuando yo me separé sentí exactamente lo mismo. Todo. Y sí, también soy buena ex. Claro que ni llamo, ni lloro, ni suplico. Sólo faltaría. Y a veces con el tiempo hasta me he llevado bien con algunos. Si les elegí fue por algo. La pregunta es por qué ellos me eligieron a mí en esos casos. También he elegido mal. Ojo con la autocrítica que no se convierta en autodestrucción. Que hay veces que es culpa de una y otras que el culpa del otro, que es un capullo en el mejor de los casos.
    Y bien, el portazo, el que os den mucho y gordo y el seguir adelante. Bien el querer estar soltera un tiempo y disfrutarlo, gozarlo to lo güeno. Bien el ser inteligente y golfa y rara y loca y alterada y pava y lo que te salga del chumino. Pero jamás de los jamases te culpes por ser así, te fustigues, te creas que eso te va a impedir terminar con alguien que te quiera y te haga feliz. Porque NO ES ASÍ. Si estás o terminas sola que sea porque te dé la gana. Porque tíos estupendos hay. Y que te aceptan y te quieren y te valoran y creen que eres maravillosa tal cual, porque simplemente lo eres. Así que no te culpes y deja que la vida fluya y sea lo que tenga que ser, pero quiérete fuerte y come perdices sola hasta que llegue ESE que es con compartirlas merece la pena.
    Coño ya.
    Un beso enorme. (perdón por el rollo, espero haberme explicado)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que sepas que me has hecho llorar con tu comentario. Es curioso cómo en un mundo tan frío como lo es internet de pronto aparecen personas que saben exactamente cómo te sientes.

      Muchas gracias por venir a comentar, y por ser tan bonica :*****

      Eliminar
  6. Te pediría que te casases conmigo porque creo que todo lo que pides está en mu currículum, pero mejor no. No vaya a ser que la cosa no salga bien y tengamos que despedirnos para siempre. Es algo que no soportaría.


    Muaks

    ResponderEliminar
  7. Este párrafo "en realidad lo hago todo por mis ex: se merecen ser felices con otra persona. Alguien que no les dé problemas, con quien no tengan que esforzarse ni sacar lo mejor de ellos mismos. Alguien que no les suponga ningún tipo de reto ni les haga crecer o evolucionar. Que no les haga plantearse que igual no son tan buenos ni tan listos ni tan especiales como creen" es de OVACIÓN Y VUELTA AL RUEDO.

    No sabes la razón que tienes.

    Duele en el momento pero al final te das cuenta de que si no quieren estar ahí es porque realmente no tienen que estar. Y hay que dejar espacio vacante (dentro y alrededor de ti) para que tus vibras atraigan a otras vibras más afines.

    Besos y sobretodo quiérete mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias :)

      Efectivamente, a lo que sólo resta en la vida hay que sacarlo fuera para dejar espacio para lo que sume :P

      Y duele mucho, sí. Pero son cosas que hay que hacer si no queremos volvernos locos o ser una persona triste toda la vida.

      Un besazo :)

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Pues yo que me alegros de que pienses como yo :)

      Eliminar
  9. Esto que voy a decir es un poco de telefilme domingo por la tarde, pero ¿no te preocupa que con tantos seguidores te salga algún obseso/acosador que quiera conquistarte porque se ha leído tus posts y piensa que te conoce? ¿te ha pasado algo así?
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha pasado el hecho de que haya gente que se crea que me conoce sólo por leer mi blog. Lo que no piensan es que aquí muestro sólo una parte de mí, a veces exagerando y a veces omitiendo detalles. No miento, pero esto no es todo lo que hay, claro.

      Lo del acosador, gracias al cielo, no. Y si alguien se ha puesto pesado alguna vez, lo ignoro/bloqueo y fin de la cita :P

      Eliminar
    2. Yo lo entendí a la primera y ya rompí todas las fotos, puse en wallapop los drones de vigilancia y guardé las gabardinas y los sombreros de ala ancha. Acosador sí, pero con orgullo!
      Desde entonces solo uso el chándal para esperar en la acera de enfrente, y solo en madris.

      Eliminar