30 septiembre 2014

Cuenca Experience 2014

Os lo dije el año pasado en un post y algunos os burlasteis de mí. Otros me amenazasteis de muerte, y otros simplemente pensasteis que estoy zumbada y no le disteis mayor importancia.

Y sí, estoy zumbada, pero en esto tengo razón: Cuenca no existe.
Desde que comenzó mi investigación, hace ya algunos años, hasta hoy, he seguido viviendo en mis lanas fenómenos extraños e inquietantes y no dejo de tener esa sensación irritante de que alguien me observa, que me vigilan desde las sombras.
Ahora que tengo ochenta canales en la televisión, he intentado encontrar uno con noticias de Cuenca, y nada. Tampoco sale nadie de Cuenca en Mujeres y Hombres y Viceversa, ni en Ahora Caigo, ni en Saber y Ganar. Nunca sucede nada en ese lugar. El Gobierno no quiere que lo recordemos, que nos resulte sospechoso, que hablemos de esa ciudad maldita. 

Como recordaréis, hace algunos años yo conocí a una chica que decía ser de Cuenca, una tal Casiopea. Y como soy una profesional del misterio y además no pienso dejar que ELLOS sospechen, fingí total inocencia y continué interaccionando con ella en las redes sociales hasta ahora. Somos amigas, parece. Pero yo conozco la verdad sobre ella y sobre todo lo demás, y he llegado a la conclusión de que ya es la hora de actuar y dejar de esperar con miedo: tengo que demostrar al mundo la veracidad de mi teoría. Con PRUEBAS.


Es por eso que este post, queridos fanses, puede que sea el último. Porque yo, La Rizos, natural de Málaga, rubipelirroja, rizosa y pava, aprovechando que tengo unas semanas de vacaciones en el curro voy a lanzarme a la aventura de la verdad y a realizar la acción más peligrosa y excitante de mi vida: ME VOY A CUENCA. 
He engañado a mi amiga conquense y me voy a infiltrar en su casa unos días, igual que esos polis que se infiltran como camellos. Pues a tope voy. Llevo lentillas especiales anti telépatas, gorrito de aluminio y grabadoras de psicofonías.


Pienso fotografiarlo todo, sacar mil pruebas, desconfiar de todos. Voy a destapar el pastel, amigos. 
Y si ELLOS me descubren y no volvéis a verme por aquí porque... yo que sé, porque me implantan un chip o me esquilan o lo que sea que hacen con los rebeldes, sabed que he fracasado feliz porque al menos no he sido una ignorante.


Y creed, ovejosos. Creed. 

Nos vemos (o no) a mi vuelta.

Peticiones de fotos chorra en los comentarios.

6 comentarios:

  1. Llévate un pedacito de ala plateada como amuleto. Y como ellos no saben nada de su origen o su naturaleza, no podrán actuar contra su poder.

    Pásalo bien

    Muaks

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuidado! En Cuenca las colinas tienen ojos!!!

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, aquel post fue muy bueno, y leo el comentario que te escribí entonces y me descojono.
    Lo que me duele es que no encriptases mi mensaje tal y como te pedí, porque si caes tú, después irán por mí que apoyo tu teoría y te di detalles clave. Eres mala, rizosa.
    Procura que no te pongan mirando pa Cuenca. Si eso date la vuelta y mira para Madrid, que allí estaré yo esperando tus señales por si tengo que huir.

    ResponderEliminar
  4. Pues el mayor bote del Pasapalabra se lo llevó un señor de Cuenca, así que debe existir:
    http://www.20minutos.es/noticia/1325626/0/

    Esperamos más datos de tu incursión.
    Pásalo bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué curioso que el mayor bote fuese para uno de Cuenca. ¿Casualidad? NO LO CREO.
      Ese ni era de Cuenca ni ná.
      xDDDDD

      Eliminar