17 marzo 2014

I hope I'm old before I die

Queda un poco más de un mes para mi cumpleaños número 33. La edad de Cristo. La madurez evidente. 
Los dos patitos quedaron lejos y con ellos se fueron mis horas de estudiante, mi verano eterno, la responsabilidad mínima... 

Y tengo que reconoceros que algo va mal. 
Yo nunca le tuve miedo a cumplir años, sabéis. De hecho siempre me ha resultado divertido comprobar cómo cada año que pasa me siento más a gusto en mi cuerpo porque estoy más hermosa (lalala). Las arrugas no me molestan, ni tampoco esos kg que van aumentando mi peso poco a poco. 
Tampoco me disgusta sentirme cansada antes, llevar peor las resacas o tener que cuidar más mi alimentación porque mi estómago ya no es lo que era. Todo eso son minucias comparadas con lo que de verdad importa: estoy tremenda y cada día soy más sabia y más zen.

 Pero, como os decía, algo va mal. Este año no me siento pletórica y feliz ante la perspectiva de mi cumpleaños, y supongo que será porque estoy atascada en una de esas rachas chungas de la vida en las que lo vemos todo gris. No tengo trabajo, no tengo independencia económica, no tengo hogar propio, no tengo mascota, no tengo ná. He llegado a esa edad en la que, cuando era una cría, pensé que sería "muy mayor" y en la que ya me imaginaba llevando una vida de adulta responsable y chic. Pero no, amigos; todo lo que yo soñaba en mi "cómo te ves dentro de 10 años" no se parece ni mijita a lo que tengo y soy ahora. Y además para mal. Siento que me he fallado, que en cierto modo he fracasado. Por muy afortunada que sea en mil aspectos de mi vida, no puedo evitar tener siempre ese sentimiento de decepción conmigo misma aferrado ahí adentro, y es muy triste. 


Tengo cinco semanas para darle la vuelta a mis 33 años. Necesito hacer cosas que transformen el "menuda fú de madurez" en "no vé vieo si he aprovechado la vida y lo bien que estoy"
Matar dragones en el GW2 no cuenta, claro.


14 comentarios:

  1. Por suerte, querida rizosa de mai laif, tu problema no es interior, quicir, tu problema reside en que en este mierdapaís no hay trabajo digno.
    Estoy convencida de que si tuvieras un trabajo, lo demás te vendría rodado y sería fantástico del morise'n del gutico u similares. Necesitas sentirte útil y dignificada y que te paguen por ello. Necesitas madrugar, tener ocho horas de tu tiempo ocupada en dar clases o mostrar tu ciudad o hacer algo que se te de bien, sea lo que sea porque si algo (más) mola de ti es lo versátil que resultas. Da igual en qué trabajes, estoy convencida que lo harás bien y además, le encontrarás un punto divertido. Y eso mola. Y es una pena que no lo vean y no te pillen. Ojalá te salga algo pronto y con ello, te llegue la madurez laboral que te permita todo lo que te falta, independencia y economía propia.

    Suerte y besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, memosioné y todo con tu comentario, rubia. Gracias :*

      Eliminar
    2. Definitivamoint, tendrías que haber escrito este post antes! :P
      Que ojazo tenemos, neni.
      Y sabes qué es lo mejor de que te haya salido curro molón???? ¡¡Que tendrás pasta para ir a la próxima quedada bloggera de niñas veraniegas!! Así que ahorra, eh. Que este año no tienes excusa! :D

      Aaaaaaaaaaaaaaaaaalegría!!!!!!!!!

      Eliminar
  2. Te entiendo perfectamente. Yo me siento igual que tu. 28 y aún chupando del bote. A veces me dan ganas de liarme la manta a la cabeza y quedarme aquí de ilegal fregando platos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor cocinándolos, que así pillas cacho :P

      Eliminar
  3. Así me gusta ese robbie williams de título!:)

    ResponderEliminar
  4. Pasé por algo similar hace tres años. No por la edad, que estamos a semanas de compartir cumpleaños, sino por esa sensación de que todo se te cae encima, de que no has conseguido nada y que las metas que te has propuesto se han quedado en papel mojado por el camino. Desesperé. Mucho. A veces la estabilidad es necesaria -la mental no... que es muy aburrida, la otra-; la madurez no tanto, que eso queda para otros, pero sí sentir que estás haciendo algo. Sentir que eres útil -aunque ya lo seas y no te estés dando cuenta-. En fin, que me lío, como siempre. Sé que no es agradable encontrarse así, pero estoy seguro de que en nada encontrarás algo y hará que veas todo de otro color. (Además, estoy de acuerdo con el comentario de fle -porque te he leído largo y tendido- y se ve que eres extraordinariamente capaz). Así que mucho ánimo y a por todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Efraim. Al final me emocionáis de verdá :_)

      Eliminar
  5. Yo estoy a algo menks de cumplir los 23, esos 10 años atras en los que te imaginabas que serias la "Vicky Beckham" del mundo. Y para nosotros tampoco estan bien la cosas. Se supone que estos son los mejores años de mi vida pero, tras dar un supergiro a mi vida, estoy en 2° de filologia inglesa, en mi casa, chupando de los papis. Cada año es un sufrimiento por la angustia de no saner si podre seguir estudiandl ahora que me he puesto a ello, sin ninguna posibilidad de viajar para practicar mi idioma y matandome a dar clases para sacarme un extra. Y te aseguro que hace 10 años yo pensaba que seria la universitaria mas molona de la ciudad y a punto de ser ingeniera. Y ya ves...ahora esos si. No cambio yo mis sueños de adolescente por esta vida de realidades, de lagrimas, pero tambien de miles de sonrisas y momentos de satisfaccion en los que veo que soy capaz de superarme. Y dentro de 10 años? Pues el destino dira por mi, yo le pongo todas las ganas del mundo para sentirme increiblemente increible!!!!!(((((;

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún eres muy joven, Marta, tienes tiempo de sobra para conseguir tus metas :)

      Eliminar
  6. Mujer, una semana lo veo justo, jajaja, no es por joder. Pero mira, 33 años no son nada. Yo también de pequeña creía que con 25 estaría casada y con hijos, y a mis 38 sigo con mi vida de jovenzuela, con trabajo y casa, eso sí, pero nada más que se asemeje a lo que yo me imaginaba.
    ¿Qué es la edad? No hay que darle importancia (me lo repito yo porque los 40 asoman la patita y eso sí que acojona).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una semana no, Rita, tengo 5 aún :P Que hasta el 25 de abril no es mi cumple xDDD

      ¿Qué es la edad? Un frenesí. ¿Qué es la edad? Una ilusión, una sombra, una fición... :P

      Eliminar
  7. Es complicado, si. Piensas que a estas edades ya tendrás pareja "de toda la vida", incluso con algún churumbel dando la lata (de la edad de tu primito), un trabajo que te de una buena pasta... A mi me pasó hace ya un tiempo. Y lo he superado sin conseguir nada de eso, ¿cómo? Aceptando que esa es "la vida que se supone que has de tener", pero no es tu vida. Que a lo mejor te gustaría que alguna cosa fuera distinta, pero que en general, está bien porque lo has hecho lo mejor posible.

    Besos

    ResponderEliminar