22 enero 2014

Que estoy mu loca

Ayer leí un artículo en una web donde hablaban de qué cosas ya no quedan bien cuando cumples los 30, y me quedé con una sensación extraña en el estómago. Independientemente de la veracidad o del criterio con el que la autora de tal artículo nos vea a las mujeres, (no estoy para nada de acuerdo con lo que dice salvo en lo de los sujetadores: en el Oysho no me entra ninguno) lo que sí es cierto es que no soy para nada el prototipo de mujer de más de 30 que siempre había tenido en mente.

En abril cumplo 33 años. Aún recuerdo cuando estaba en bachillerato y tenía mi vida planificada, cuando creía que en cuanto acabase la universidad empezaría a viajar por el mundo, encontraría a un hombre rizoso y medio chalado como yo en algún rincón exótico del planeta y acabaríamos compartiendo una cabaña entre palmeras en alguna cala de Brasil. Para los 33, suponía yo, cierto es que no me veía con familia numerosa ni chalets con jardincito, pero sí con estabilidad, independencia y perro. Tener perro propio (no de tu familia, sino tuyo, sólo tuyo) es señal de madurez.

Y aquí estoy yo, la treintañera que sigue vistiendo con ropa de ovejas y gorritos con orejitas. La que vive con sus padres porque no tiene estabilidad económica, la que no ha tenido pareja estable más de dos años seguidos... la que no conoce más responsabilidad que la de mantener con vida a una violeta africana.  Una mujer que se sigue mordiendo las uñas y vistiendo con zapatillas, que no sabe cocinar y que sigue disfrutando con las películas de dibujos animados y jugando a videojuegos en sus ratos libres. Alguien incapaz de invitar a cenar a un chico interesante a su casa, porque su casa es un dormitorio repleto de ovejas de peluche y muebles de colores. O un Renault Clío de 3 puertas. Que me hace gracia eso que dice la autora del artículo acerca de no frungir en coches, que eso es muy de veinteañeras y que no tenemos ya el cuerpo para tales meneos. Perdone usted pero es que tengo el chalet de la playa a desmano ahora mismo xDDDD 

No soy para nada parecida a lo que se supone que debe ser una treintañera. Soy responsable y seria cuando hablamos de trabajo, por ejemplo, pero siempre lo he sido y no ha sido algo adquirido con la madurez. Al contrario; creo que cada año que pasa soy más pava: esto se me está yendo de las manos.

Yo no sé hacia dónde se encamina mi vida año tras año, (y de eso se trata) pero sí sé que no se puede hacer planes ni tener ideas preconcebidas de nuestro futuro
Creo que, en definitiva, mi reloj biológico está escacharrado y que va un poco más lento que el de la mayoría. Que sigo en la edad del pavo, que aún tengo que dar el estirón y que aún me quedan algunos años de adolescencia rebelde. 
Y que el día menos pensado me estabilizo, me sale un curro decente, encuentro un noviete formal de esos con los que haces la compra y planificas las vacaciones, alquilo un pisito y adopto un perro. Y entonces la autora del artículo ese de las treintañeras se va a enterar de lo que es madurez. Que estoy mu loca, eh. Lo mismo hasta aprendo a cocinar y todo.


26 comentarios:

  1. jajaja, y ojalá todas las treintañeras fueran como tu, el mundo sería un antro un poco más divertido XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ojalá todas las treintateñas estuvieran como ella xDD

      Eliminar
    2. Diego, siempre fuiste un hombre con criterio :P

      Eliminar
  2. O igual es que el reloj ha empezado a ir hacia atrás y desde los 25 has ido retrocediendo y ahora estás en 17! :P

    Pero nosotros te queremos como eres, pava y con peluches de oveja :)

    Eso sí, nada de eso de comprar un perro: adoptar! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto es, ya cambié lo de comprar por adoptar, porque es lo que haría :)))))

      Eliminar
  3. Bu, ni que la seriedad tuviera que estar reñida con hacer el ganso, colega. Yo me considero bastante gañana para ir a por los 35 y además, seria cuando se requiere. Mi madurez la he ido consolidando a golpe de hostias finas y mierdas gordas que suceden durante la vida, que no es otra cosa que ir tirando e intentar pasarlo bien el mayor rato posible.
    Se cocinar, tengo piso alquilado propio, no tengo perro (porque soy responsable y se que no podría cuidarlo) pero tengo cobaya, novio formal con el que planeo vacaciones de carnaval disfrazaos de Chiwi y Leia (suuuper formal) y oye, un curro estable desde hace más de diez años.
    Y la verdad, vuelvo a repetir, me considero bastante pavilla too.

    Por tanto, la pavez no está reñida con la edad ni con las cosas que sepas o no cocinar. Que nos dure muchos años, esta tontería.
    Y si en algún momento tengo hijos, que sepan apreciar el desmoñigue y que vi, vi, viva la fiesta! :P
    Eso sí, a las 9 en casa.
    Y cuando llegues, llama.
    Y usa siempre condón.

    :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú, querida Flés, con tus disfraces y tus canciones y tus frikadas, eres una de las mujeres más maduras que conozco. Que eso se ve cuando sabes mirar más allá, y a mí nomengañas.

      Eliminar
  4. Podias proponerte aprender a hacer de comer eh? Como proposito para el 2014 que no es tan dificil mujéh, eso seguro que te da puntos para encontrar a tu hombre rizoso :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, no sé cocinar platos rimbombantes, pero lo suficiente como para sobrevivir, sí :P
      Porcier, yo no necesito saber cocinar para encontrar a un hombre, chato. Ya tengo puntos de sobra (icono de smiley con gafas de sol)

      Eliminar
    2. Es más. Cocinar le dará puntos al hombre que quiera encontrarme xDDD

      Eliminar
  5. De repente un día te ves como dices y escribes el post al contrario.

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajajaja, así que leemos esto y lo primero que nos viene a la mente es: ¿Pero tú cuándo has dejao de tener novio?? Te hacíamos felizmente emparejada!! Nota para navegantes interesados en la Rizosa reina, saber cocinar suma puntos! ;)

    Disfruta tu Rizosa style way of life!! Que igual nadie sabe de qué va esto de vivir, así que por si acaso, disfrutemos el camino!

    Gracias por tus palabras provocadoras de sonrisas cómplices! Feliz tarde! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daniel, te he visto rápido y fino en eso de que saber cocinar suma puntos! jajajaja XD

      Gracias a ti por leerme :)

      Eliminar
  7. Tu reloj biológico va muy bien. Es el del resto del mundo el que va demasiado rápido

    Que te lo digo yo, que aún tengo esperanza de ser alguna vez una persona seria y coherente


    Besoooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se yo, Eingel, no se yo. Y menos tomando tu criterio como referencia xDDDD :P

      Eliminar
  8. Una lectura interesante… cuán identificado me siento! :O La madurez está sobrevalorada, lo importante es saber comportarse cuando hay que hacerlo, y del resto disfrutar y ser uno mismo. Está bien ver que hay personas que siguen siendo como niños y se nieguen a crecer, y se puede conseguir todo lo demás aún así. La foto me encanta, lo de las ovejitas no conozco mucho pero con orejitas me encanta xD xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las ovejitas es que soy una loca de las ovejas y todo lo que tenga ovejas me gusta. Lo sé, estoy muy mal de lo mío xDD

      Eliminar
    2. Entonces te gustaría mi abuela...y su rebaño xD xD, o las de verdad no te gustan? Muacks!

      Eliminar
  9. Yo también me siento a veces así, desubicada, como si no me correspondiera hacer lo que hago o ser como soy. En mi caso, creoque es porque vivo de una manera muy diferente a la que ha vivido mi madre, que era el modelo que tenía más a mano y como me hubiera gustado ser. No porque sea madre, ama de casa y todo eso, sino por la persona que es, y que pienso que es así por cómo ha vivido. No sé si me he explicado bien...

    Cuando somos jovenzuelos tenemos muchas expectativas porque no sabemos casi nada. A medida que pasa el tiempo y sabemos cosas al menos aprendemos que las expectativas están bien, pero es muy probable que no se cumplan.

    Dicho lo cual, tú eres una persona excepcional, independientemente de las circunstancias coyunturales. Y no es peloteo gratuito, es que lo eres, y aquí tós lo sabemos.

    ResponderEliminar
  10. Yo de esos estándares no me fío. Menos en los de edad. Una persona no se vuelve responsable por que cumplió 33, si no más bien como tú que lo han tenido de siempre, o porque han ido desarrollando responsabilidad con el paso de los años.
    Por otro lado, es importante distinguir la responsabilidad y la estabilidad hoy en día. Ya no sé trata de "yo trabajo así que tengo casa y perro", porqué ya los trabajos no se consiguen fácil, y no significan estabilidad en lo más mínimo.
    En lo personal te diré que no creo que una mujer necesite ni tener marido ni estar sola en el mundo para ser madura. Tengo conocidas que se quedaron con su familia, o que todavía miran caricaturas, gente que lleva el mundo sobre sus hombros sin miedos ni quejas, pero que valoran el afecto de su gente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tania, muchas gracias por tu comentario. Me está encantando comprobar que no soy la única que piensa que la madurez no está en qué ropa te pongas, dónde vivas o qué tipo de películas te guste ver.

      Eliminar
  11. Hola Bea, acabo de descubrir tu blog, leyéndote deduzco que eres una persona vital, alegre, abierta y natural, cosas cada vez más difíciles de encontrar.

    A mis casi 30 también vivo en un limbo parecido que describes, sin trabajo serio, aun acabando la carrera, sin pareja, dependiente de mis padres y con actitudes adolescentes en muchos aspectos de la vida, pero siempre pienso que uno cambia cuando le toca cambiar y mientras tanto no hay que reparar demasiado en esas cosas y disfrutar los buenos momentos.

    No puedes quejarte de lo bien que te conservas, yo te echaba 25-27 años y los trastos. Y el futuro es el terreno de la incertidumbre, en él reside la magia de la vida en mi opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Te echaba 25-27 años y los trastos". TÚ SÍ QUE SABES DEJAR BUENOS COMENTARIOS, LUIS. Gracias por descubrir mi blog y, por favor, quédate xDDDD

      Eliminar