14 diciembre 2013

Lo que el maldito 2013 me enseñó

Que sé preparar sopas siguiendo recetas americanas.
Que puedo volver a bailar y hacerlo bien.
Que puedo adquirir tonos de moreno insospechados con un poco de paciencia y tesón.
Que sigo estando tremenda.
Que cuando se trata de una amistad de verdad, las cosas siempre pueden arreglarse. Siempre.
Que a veces me tocan sorteos y gano concursos como todo el mundo.
Que la Ciencia Ficción puede molar más de lo que yo creía.
Que lo importante no es el lugar, sino la compañía.
Que necesito tener un gato, un perro o una maceta que cuidar. 
Que los niños me encantan, pero de otros.
Que la vida da muchas vueltas y te sorprende cuando menos te lo esperas.
Que hay que fijarse más en las señales. Aunque no existan.
Que se puede vivir sin gofres, pero no sin Mocherises.
Que el amor, cuando más bonito resulta, es mientras dura. Y que si duele lo más probable es que no sea amor.
Que esto de pasar la ITV es muy complicao y estresante siendo pava.
Que hay que celebrar los cumpleaños, las victorias, las despedidas, los reencuentros, los aniversarios y todo lo que sea suceptible de celebración, porque lamentarnos de lo malo ya nos lamentamos siempre que podemos.
Que quiero seguir ilusionándome por las cosas como cuando era pequeña.
Que puedo ser muy chunga cuando quiero. Y a veces sin querer.
Que también puedo molar cuando quiero. Y sin querer, igualmente.
Que necesito viajar lejos y cuanto antes o imploto.
Que echar de menos a los amigos que están lejos es triste, pero bonito porque siguen ahí.
Que necesito una nueva serie a la altura de LOST en mi vida.
Que soy una chica tranquila y disfruto de las tardes de sofá-manta-peli, pero también necesito la luz del sol para sentirme feliz y contenta cual lechuga.
Que nunca podré irme del Wow o del GW2 del todo.
Que sigo siendo una crack con los estudios y que puedo conseguir lo que me proponga, por muy vaga que me haya vuelto con el paso de los años.
Que me encanta el misterio y cada vez menos el drama.
Que dejar de entrar en Mango y en Breska y en todas esas tiendas donde mi talla es la mayor es una cura de espíritu. Y los gintonics.
Que hay que ser menos cerril e intransigente con los demás.
Que no he perdido mi toque.
Que los caracoles no saben que son caracoles.
Que mientras se tenga gente que te apoye alrededor y una salud medio decente, los problemas son menos problemáticos.
Que es muy importante confiar en los demás, pero igual de importante que alguien confíe en ti. 
Que pasar página es necesario y no quiere decir olvidar.
Que el aprecio se demuestra en lo malo, no en lo bueno.
Que yo sin mi Kindle no soy nada.
Que tengo que plantearme seriamente escribir un libro o algo.
Que la música sigue teniendo ese efecto activador en mí.
Que hay que reírse más y que las lágrimas son sólo para cortar cebollas o para ver el principio de Up.



Que  el año que comienza mal todavía tiene 365 días para hacerte cambiar de opinión.




10 comentarios:

  1. Te ha enseñado mucho, y te ha enseñado bien :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ha sido buen profe. Y yo he aprobao con nota! :P

      Eliminar
  2. Seguirás aprendiendo porque eres inteligente, curiosa, más lista que toas las cosas y más maja que las pesetas.

    Y querible. Muy querible.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que te tengo que queré, con las tetas al aire y tó.

      Eliminar
  3. Infravaloras a los caracoles.

    ResponderEliminar
  4. Si, todo es cierto incluso lo guapa que sales en la foto.

    ResponderEliminar
  5. Lo de los caracoles m'a matao. Y si quieres escribir un libro.. te ayudo con criticas y correcciones

    Lo que he aprendido, o no, que ya lo sabía, es que diez años no son nada si la dicha es buena. Y que, siendo más madura y adulta... sigues siendo la Bea que conocí hace una década, y que tanto me gusta

    Muaks

    ResponderEliminar
  6. Lo de que estás tremenda lo suscribo :) Lo de Lost por desgracia me parece que no lo vamos a conseguir :(
    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Lo que yo te deseo es que sigas sabiendo lucir las pamelas con ese flow.

    ¡Olé por ti!

    ResponderEliminar